Zori

| isiluni@TVboricuaUSA.com


Isiluni, a quien han visto publicando noticias en TVboricuaUSA.com, ahora tendrá su columna: ¨Aquí entre nos...¨. ¡No te la pierdas!

Juro que no me quedan uñas.  Juro que he estado haciendo verdaderos maratones de capítulos.  Juro que mi cabeza no entiende tanta imaginación... ¿El por qué? Me recomendaron ver ¨La casa de al lado¨ y tengo que confesar que es mi primera telenovela de intriga.  Hasta ahora sólo había visto las típicas de amor, rencores, odios, y engaños en las que toda la trama transcurre con el principal misterio de si la bella dama acabará en los brazos de su amado galán.  Y, ¿quieren que les diga algo? Para mí, no hay comparación alguna.

Claro que las telenovelas rosas tienen su ´aquel´, pero este tipo de historias como la que acabo de terminar, son de esas que te tienes que sentar a verlas con los cinco sentidos para no perder detalle, para entender cómo y porqué pasa cada cosa.  Es más, es una historia tan bien contada que no das nada por hecho.  Cada misterio te sorprende, cada escena te sobresalta y estás deseando ver el próximo capítulo para ver cómo el escritor ha salido de esa tela de araña que se ha montado.

Además, desde el punto de vista de la interpretación, creo que aquí es donde verdaderamente se puede sacar todo de un actor o una actriz.  Actuaciones como la de David Chocarro en su doble papel, donde no sé qué fue más difícil, si interpretar a un tetrapléjico privado hasta del habla o dar vida a ese loco que en el fondo su mayor problema era la falta de cariño.  O ese Miguel Varoni, maltratador nato pero en el fondo un verdadero cobarde que se muere de miedo ante la primera adversidad.  Fantástica Ximena Duque, esa jovencita con graves problemas carenciales pero con un fantástico valor cuando se trata de defender lo suyo.  ¿Y qué me dicen de ese trastornado Gabriel Porras cuyos tics nerviosos hacen que los pelos se nos pongan como escarpias al verle?

Pero no todo son maravillas.  Hay sub-tramas que se quedan colgando en el aire.  Asesinatos sin resolver como el del guapo caballero que va a ayudar a Ignacia a tener su tan deseado bebé, aquel revolcón que Pilar y su hijo Dieguito dan a Javier en el juicio por violencia doméstica y él, siendo el mejor abogado de La Florida, no mienta ni siquiera que ella cometió un asesinato.  O ese ciber-novio de Andrea del que nadie vuelve a hablar de él...

Así, también hemos visto actuaciones un poco agobiantes como la de Pilar Arismendi que se pasa toda la producción llorando y sufriendo.  Menos mal que su gemela Raquel se encarga de darle un poquito de alegría.  O la de ese padre de familia, Renato, al que todos dejan con la palabra en la boca.  Y esa Ignacia Conde, sufridora como la que más e igual de llorona que su vecina...

En resumen, con sus pros y sus contras, con sus fallos y sus aciertos, me declaro fiel admiradora de las novelas de intriga.  Me declaro fan incondicional de ¨La casa de al lado¨ y, por supuesto, me quito el sombrero ante este gran escritor que es José Ignacio Valenzuela ´El Chascas´.  Porque en este tipo de historias... ¨NADA ES LO QUE PARECE¨.

Los invitamos a que no se pierdan ¨Dama y Obrero¨ de lunes a viernes a las 8PM/7c por Telemundo.  Y que esperen, muy pronto, el gran estreno de ¨Santa Diabla¨ a las 10PM/9c.  Ambas historias escritas por el chileno, boricua de corazón.

Síguenos en twitter para +Ratings, +Vídeos, +Fotos, +Info, +Exclusivas 

Publicar un comentario Disqus

 
Arriba