Zori

| isiluni@TVboricuaUSA.com


Sentarse a ver una telenovela puede resultar toda una experiencia.  Además de la trama, los actores, los escenarios y cualquier otro aspecto técnico que gusten analizar, hay una serie de coincidencias en casi todas estas producciones que a mí me llevan a hacerme siempre una misma pregunta.  ¿Soy la única que me doy cuenta de estas cosas? Estoy segura que no es así.

Porque a ver, aquí entre nos, imaginemos escenario típico de telenovela: mansión inmensa, múltiples habitaciones como si aquello fuera un hotel, un precioso jardín perfectamente cuidado... Y yo me pregunto, ¿quién limpia todo eso? ¿Quién se encarga de mantener todo en perfecto estado de revista, la ropa limpia y planchada o el césped perfectamente cortado?  En estas casas suele haber un ama de llaves a la cual jamás se le ve hacer nada propio de su cargo y si a mano viene, se pasa el día hablando y opinando sobre la vida de sus patrones.  Yo quiero la receta para, además de tener una persona de servicio, tener mi casa impoluta y pulcramente recogida.

Como mucho, se les ve cocinar porque, eso si... ¡Vaya desayunos que se preparan en las telenovelas!  Aunque la mayoría de las veces ¿se han dado cuenta que siempre pasa algo y dejan el desayuno intacto en la mesa?

¿Y qué me dicen del maquillaje que usan las actrices?  Jamás se estropea por mucho que llore, ría o incluso se sumerja en el agua.  ¡Con lo que pican los ojos cuando una va maquillada y se le salta una lagrimita!  Por favor, que me den la marca comercial que usan para poder llorar con glamour...

Y siguiendo con la imagen... La actriz se encuentra en su cama, se despierta y... ¡Dios mío, está preciosa!  El maquillaje en su sitio y el pelo perfectamente peinado.  ¿Cómo lo hace?  Y ya no sólo cuando duerme.  ¿Qué me dicen cuando están en un hospital? ¿Cómo puede una enferma tener esa cara tan linda? ¿Y recién salidas del baño? ¿Cómo se han maquillado?

¡Son todas tan hermosas!  Claro que ya lo dice el refrán: ´Para presumir hay que sufrir´.  ¡Y tanto!  Desde que se levantan de la cama están sobre esos tacones de vértigo que calzan y con esos modelitos que tan bien las sientan.

Pero lo que a mi me tiene realmente preocupada es el nivel de alcoholismo que se respira en las telenovelas. ¡Siempre están con el vaso de whisky en la mano!  Y lo mejor de todo es que nunca se les ve borrachos a no ser que el alcohol lo beban directamente de la botella.  ¿Qué pasa, que bebido del vaso no hace efecto?

Claro que para eso vemos telenovelas.  Para sumergirnos en situaciones ideales, amores apasionados, vidas maravillosas y bellos paisajes... Ya volveremos a la realidad cuando acabe el capítulo.

Síguenos en twitter para +Ratings, +Vídeos, +Fotos, +Info, +Exclusivas 

Publicar un comentario Disqus

 
Arriba