Zori

| contacto@TVboricuaUSA.com


¿Te apasionan las telenovelas? ¿Aspiras convertirte en un gran autor de melodramas?  Aunque parezca tarea fácil, la realidad es que no lo es.  El desarrollar una novela, aunado al sacrificio que conlleva estar horas y horas escribiendo una historia, hace que la pasión por lo que se hace esté por encima de todo.

Si eres de los que verdaderamente te apasiona la escritura de telenovelas y deseas aprender a cómo desarrollar esas habilidades ¡el profesor Chascas está al ataque!  Si, si... así como lo leen.

A través de su página en la red social Facebook, José Ignacio Valenzuela, autor de melodramas como "La familia de al lado", "Dama y Obrero" y tan reciente como "Santa Diabla" publicó una serie de consejos, o mejor dicho, dejó saber a sus seguidores cómo él comienza a desarrollar una historia.  ¡De seguro todo eso que comentó es lo que está realizando para su próxima telenovela con Telemundo!

Pero bueno.  ¿Les gustaría saber cómo El Chascas desarrolla sus historias, y aprender un poco de él? ¡Veamos lo que publicó!
Cuando uno empieza a planear una telenovela, lo hace en etapas.  Primero, es identificar el "concepto". Eso quiere decir: ¿de qué quiero hablar? ¿Del amor? ¿De la mentira? ¿De la inseguridad? ¿De la fidelidad? Lo mejor que uno puede hacer para conseguir un concepto interesante, es investigar. Leer noticias. Navegar en Google. Buscar encuestas, estadísticas, informes. Al menos así lo hago yo. De esa manera descubro qué está pasando en el país para el cual voy a escribir, y consigo un concepto moderno, actual y que se sienta muy contemporáneo. En el fondo, toda telenovela debería hablar de "lo que está sucediendo" en la sociedad que la produce.
Lo segundo que hago luego de haber conseguido un buen concepto a desarrollar, es empezar a crear los personajes. Yo lo veo de la siguiente manera: tengo una canción, ahora me toca seleccionar a los mejores cantantes que interpreten esa canción. Inventar a los personajes a partir del concepto es muy útil, porque de ese modo tienes sólo a los personajes que necesitas y ya. No sobra ninguno. Cuando uno inventa primero los personajes, y luego el concepto, corre el riesgo de que sobren algunos y se sientan de relleno. Es en los personajes secundarios donde busco la polémica, la sorpresa, lo políticamente incorrecto. Los protagonistas tienen reglas demasiado claras y precisas que cumplir dentro de un melodrama. Pero los personajes secundarios son totalmente libres, y es ahí donde uno puede dar rienda suelta a las fantasías personales y colectivas. 
Lo tercero que hago, es empezar a planear el capítulo 1. Hay gente que cree que el primer capítulo es el más importante. Yo no lo creo. Para mí el más importante es el capítulo 2. El 1 es una promesa. El 2, debe cumplir todo lo prometido en el 1, y eso es lo difícil. Por eso, para los dos primeros capítulos sólo me concentro en contar la historia de los personajes principales. Los demás aún no existen. De esta manera le doy un ritmo más cinematográfico a la historia, y no distraigo al espectador con la posibilidad de aburrirse de alguna subtrama. De alguna manera, me concentro en llenar de "bombas" o "anzuelos" mis dos primeros capítulos, aunque para ello deba comerme gran parte de la historia que tenía planeada. Si fui capaz de inventar dos episodios, supongo que seré capaz de inventar dos más. Y así sigo...
¿Intrigado? ¿Emocionado? ¿Quieres seguir aprendiendo más? El Chascas lanzó hace algunos meses el primer Taller Práctico de Escritura de Telenovela.  En el mismo podrás encontrar la teoría, así como ejercicios para que pongas en práctica lo aprendido.

¿Dónde lo consigues?  ¡Veamos!  (Da clic en el enlace de tu predilección)

Si vives en Chile puedes encontrarlo aquí: Busca Libre.
Si por el contrario resides en México, lo podrás adquirir en: Gandhi.
Los residentes de España podrán adquirirlo en el siguiente enlace: fnac.
El resto de los países podrán tener acceso a su copia gracias a Amazon, Apple iBooks, The book depositary, además de Google Play.


No hay excusas.  Con muy poca cantidad de dinero podrás comenzar a adentrarte en el apasionante mundo de la escritura de telenovelas y, quién sabe, te veamos en un futuro compartiendo barra en alguna televisora con el maestro de maestros, El Chascas.  ¡El futuro está en tus manos!

Publicar un comentario Disqus

 
Arriba