Zori

| contacto@TVboricuaUSA.com


"Cuando estoy estresado, pienso en la palabra que me dijo mi papá ´temple´"

Cada noche disfrutamos con las ocurrencias -y locuras- de Arturo Santana, un hombre sometido por su madre que lucha por permanecer al lado del amor de su vida sin hacerle daño a ésta.  Él es Eduardo Orozco y le vemos en nuestras pantallas en "Santa Diabla", protagonizada por Gaby Espino, Aarón Díaz y Carlos Ponce.  

Podríamos definirlo como auténtico y con los pies bien puestos en la tierra...  Y es que entrevistar a Eduardo fue entretenido.  Entre tensión y tensión, él regalaba una sonrisa pícara, hubiésemos seguido horas charlando con él.  

Seguro que les encantará la entrevista que les dejamos a continuación...

Desde bien chiquito, tu mamá te llevaba a castings.  ¿A ti te gustaba todo este mundo de la interpretación o preferías quedarte en casa o en el vecindario jugando con los amigos?

- Desde pequeño tuve la oportunidad de explorar todo aquello que aún me mantiene vivo.  Esa oportunidad de jugar, de interpretar… Ese espíritu infantil que debemos tener todos los creadores, los intérpretes, en este caso todos los actores, y que desde pequeño a mí me encantó.  En su momento fue como modelo infantil pero luego fue madurando esa concepción, cuando estuve estudiando en la universidad mi carrera, siempre se inclinó más, la balanza, hacia lo que me gustó y conocí desde un principio que es esto que estoy haciendo.  Gracias a Dios, mis papás lo hicieron muy bien, me presentaron, abrieron esa puerta y por ahí seguimos.

Además de la publicidad, tu primer papel fue en el teatro en “Alicia en el País de las Maravillas”.  ¿Qué tal fue toda aquella experiencia?

- Fue genial.  Es más de lo que te estoy comentando.  Lo que en un principio fue un juego, ahora sigue siéndolo pero con responsabilidad.  Pero la idea era divertirme explorando e interpretando.  En aquella ocasión representé al conejo de “Alicia en el País de las Maravillas” y a partir de ahí, siempre me he puesto distintos disfraces, distintos cuerpos, distintas personalidades complementadas por distintas características que forman todo un perfil.  Eso es lo que más me gusta de mi trabajo.

"Con Sabrina Seara, además de colegas somos muy buenos amigos"

¿Qué tal fue trabajar con Sabrina Seara en “Válgame Dios”?

- Fue algo muy importante para mí porque Sabrina Seara, antes de ser colega y compañera de trabajo, fuimos amigos.  Nosotros nos conocíamos ya desde hacía tiempo y trabajar con ella fue un descubrimiento muy mágico donde lo bien que nos llevábamos como amigos pudimos plasmarlo en nuestra relación profesional.  Todas las sesiones eran mágicas, en todas las escenas ocurrían sorpresas y sabíamos llevarlo de una manera muy espontánea y muy profesional.  Por eso pienso que gracias a Dios nos fue tan bien, que le fue tan bien a la novela porque era una relación muy bonita, muy cercana y había mucha química y  feeling entre nosotros dos.  Más allá que las personas se quieran mucho y se lleven muy bien, el mérito está en saber llevar la relación profesional y eso fue lo que ocurrió entre Sabrina y mi persona.  Fue una relación romántica muy linda en la novela que estuvo llena de sorpresas.

De todos los trabajos en los que has participado, ¿a cuál le guardas más cariño?

- He hecho muchos trabajos pero hasta del que menos me gustó he sacado cosas muy positivas.  Hay personajes muy importantes como un gordo que interpreté en una novela que se llamaba “Te tengo en salsa” que echaron en televisión aproximadamente hace siete años.  Para poder personificarlo, tenía 40 kilos de sobrepeso y tenía que ponerme un traje que iba desde las rodillas hasta los antebrazos.  Era de gomaespuma y era un calorón el que yo vivía a diario porque además yo soy una persona muy activa pero en este caso tenía que estar calladito y sentadito para evitar pasar tanto calor.  Recuerdo que fueron momentos difíciles pero siempre recordaba lo que mi papá me decía: ‘hijo mío, temple”.  Aquello se me quedó grabado y siempre trato de llevarlo conmigo.  Cuando siento que estoy estresado, en una crisis emocional, siempre recuerdo cuando mi papá me decía “temple”.  Aquel personaje me dejó una gran enseñanza.  Hubo otro personaje en la novela “Torrente” que se nutrió de la crítica de la calle.  Era un personaje muy refranero, muy dicharachero y la gente en la calle me contaba sus anécdotas y me pedía que hiciera las cosas de cierta manera y yo fui adaptándolo cada vez más a lo que me pedía la gente en la calle.  Fue una experiencia muy bonita y muy divertida.  El tercer personaje fue precisamente el de “Válgame Dios”.  Fue muy lindo, muy mágico.  Y por último, el personaje que estoy interpretando ahora porque es mi debut como actor de telenovelas a nivel internacional.  Estoy muy agradecido con Telemundo por la confianza depositada en mí y pertenecer a un elenco con el que significa un honor muy grande trabajar a su lado.  Y en esas ando, acostumbrándome, entendiendo todo lo que sucede en esta ciudad…

"Eduardo Orozco cree en ciertos códigos morales al igual que Arturo Santana"

Hablando de Arturo Santana, un joven bastante peculiar e interesante.  ¿Tiene algo en común Eduardo Orozco con él?

En un principio, Arturo Santana cree, al igual que Eduardo Orozco, en la amistad, la fidelidad, la solidaridad, la familia y todos esos códigos morales establecidos en la sociedad.  Yo he tenido una crianza similar a todo esto.  Pero hay algo que le ocurre a Arturo y es que se enamora de su negrita hermosa y se enamora de tal manera que quiere un futuro con esa mujer.  El problema es que no sabe cómo llevar su relación con su madre, una mujer extremista capaz de anular la voluntad de Arturo Santana y aunque él intente hacer lo contrario a lo que le dice la mamá, al final lo que hace es mentirle en vez de enfrentarla.  Y ese es su error.  Arturo es un niño encerrado en el cuerpo de un adulto y está en la búsqueda de vivir la vida como él quiere.

Hablando de la negra hermosa como le llamaste, ¿qué tal está siendo grabar las escenas con Jeimy Osorio, no debe ser nada fácil?

Mira, con la seriedad que un manager hace cualquier tipo de consulta, con esa misma seriedad tratamos nosotros las escenas íntimas.  Previo a la realización de la escena, creamos hasta una coreografía.  Hay mucho respeto y tratamos que la escena fluya, es un trabajo muy sistemático y de lo que se trata es que al final se vea organizadamente sensual.

"Si un actor es de piedra, no es actor"

Con todo el respeto, una de nuestras columnistas hace unas semanas publicó un artículo cuyo título era “¿Son de piedra los actores?”.  Ahora esa misma pregunta te la hago yo a ti…

Si un actor es de piedra, no es actor.  El actor es toda una integridad emocional y sensible que está dispuesto a ceder ante las emociones, por eso es que somos actores.  Podemos dominar emociones y transmitirlas.  Ahora, técnicamente, una escena en una cama, las hormonas están en un sitio desconocido…

Mara o Lisset…  ¿Con quién acabará Arturo o con quién te gustaría que acabara?

Evidentemente esa pregunta la conoces (se ríe)…  Esa negrita…

¿Qué tal ambiente se vive en los sets de grabación de “Santa Diabla” con el resto del elenco?

Sensacional.  Es un encuentro multicultural de distintas nacionalidades.  Tenemos la necesidad de trabajar en equipo para lograr un producto de calidad.

¿Qué te parece la forma de escribir de José Ignacio Valenzuela “El Chascas”?

Cuando tuve los 30 primeros capítulos en la mano, la primera sensación que tuve fue: si estoy está sucediendo ahorita, ¿qué sucederá después?  Pienso, ¡wao!, si esto va a ser así hasta el final de la novela vamos a tener un ritmo muy dinámico.  Siempre están ocurriendo cosas.  Siempre el escritor nos está sorprendiendo.  Tanto los actores como el director se sorprenden con cada capítulo.  La verdad es que hay que elogiar a José Ignacio y a todo su equipo porque hacen un trabajo excepcional.  Estamos realmente respaldados por un gran equipo.

"Me siento en un constante casting"

¿El contrato que has firmado con Telemundo es sólo para “Santa Diabla” o harás más telenovelas con la cadena?

En un principio, yo me siento en un constante casting.  Día a día estamos trabajando mucho para lo que está ocurriendo hoy y tengo muchas aspiraciones.  No dudo que Telemundo también como me lo demostró al darme la confianza de participar en esta novela.  De momento estoy muy centrado en lo que está ocurriendo en “Santa Diabla”.  A partir de ahí, las cosas vendrán solas, en nombre de Dios.

¿Te gustaría seguir trabajando en Estados Unidos o te gustaría volver a tu Venezuela u otro país?

En Venezuela tuve la oportunidad de disfrutar durante 15 años seguidos, ahí tuve mi crecimiento como artista por lo que le debo mucho a mi país.  Por eso llegó un momento que quise expandir mi trabajo fuera de las fronteras de Venezuela y el estar aquí no es un accidente, es algo que yo tenía visualizado y espero que se mantenga.  Puedo volver en cualquier momento pero ahora está sucediendo lo que quiero que suceda y para eso he estado trabajando.

Y para finalizar, en las redes sociales, el apoyo constante de tus fans ha sido muy grande…

Así es, todo esto ha sido un descubrimiento muy bonito.  Estoy muy agradecido por el apoyo, por sus palabras, sus bendiciones…  Además de conocer una nueva ciudad, nueva historia, personajes, está sumando que estoy conociendo a otro grupo de personas que está siguiendo la carrera de Eduardo Orozco por los que siento un profundo respeto y muchísimo cariño.  Trato de responderles a todos y sobre todo escuchar sus críticas.  Es algo que para mí vale mucho.

Con la colaboración de @isiluni y @TVB_Opina para TVboricuaUSA.com

Síguenos en twitter para +Ratings, +Vídeos, +Fotos, +Info, +Exclusivas 

Publicar un comentario Disqus

 
Arriba