Zori

| isiluni@TVboricuaUSA.com


Recuerdo hace tiempo, en un programa de esos que llaman “del corazón” aquí en mi país, una periodista muy conocida en ese mundo dijo una frase algo así como: “Es una persona pública y tengo derecho a conocer detalles de su vida”.  ¿PERDÓN?

Pero, aquí entre nos, ¿quiénes son los culpables de todo esto?  ¿Algunos periodistas que se meten hasta en los charcos, sin ningún tipo de escrúpulo profesional?  ¿O quizá son determinados artistas que son capaces de vender cualquier cosa de su vida personal?

Lo que está claro es que “cada uno tiene lo que merece”.  Quiero decir, hay ciertos personajes públicos que jamás aparecen en revistas o programas de chismes.  Simplemente viven de su trabajo y su vida personal es eso, personal.  Con esos, los “periodistas depredadores” no se meten.  ¿Por qué?  Simplemente porque esas personas han dejado claro que sólo interesa de sus vidas lo que tiene que ver con su profesión.  Única y exclusivamente.

El problema está en aquellos que, o bien por necesidades económicas o bien por buscar una fama fácil, venden todo.  Posados, detalles escabrosos de su vida sentimental, bodas, bautizos, en definitiva, sacan una exclusiva tras otra con tal de permanecer en el candelero día tras día.

Esos mismos que luego, cuando realmente tienen algo que les interesa ocultar a los ojos del público, se quejan que no respetan su vida privada.

Entonces, ¿dónde está el límite?  ¿Quién tiene la razón?

Personalmente me cuido mucho de ver esos programas donde todos, periodistas y personajes públicos se ponen como gallos de pelea a ver quién se lleva el gato al agua.  ¿Realmente interesa lo que hacen esas personas fuera del escenario o detrás de las cámaras?  ¿Influye para algo que ese cantante o ese actor se acueste con una o con veinte?

Es más, me atrevería a decir que ese cantante o ese actor que siempre ha sido extraordinario en su faceta pero nos enteramos de algo que ha hecho que no nos gusta, y lo tachamos de nuestra lista de favoritos.  ¿Hay derecho a eso?

Según el diccionario, el periodismo es “La captación y tratamiento, escrito, oral, visual o gráfico, de la información en cualquiera de sus formas y variedades”.  Según esta definición, el periodista puede informar sobre cualquier cosa y lo cierto es que a la gente le gusta el morbo.  Al final, como siempre y como en todo, es cuestión de gustos.

Y tú, ¿qué opinas?  ¿Te gusta el chisme por muy escatológico que resulte a veces?  Puedes dejar tu opinión a continuación o bien escribirme, como siempre, a mi cuenta de Twitter @isiluni  ¡Hasta pronto amig@s!

Síguenos en twitter para +Ratings, +Vídeos, +Fotos, +Info, +Exclusivas 

Publicar un comentario Disqus

 
Arriba